martes, 20 de diciembre de 2011

Cual es tu verdad?...

Posted by Mercedes Mayol 10:01:00

Cual es tu verdad?...
Quizás un instante perdido en los pliegues del tiempo.
La herrumbre gris de un cielo olvidado
O el trinar triste de un pájaro herido…
Una flor encerrada en un libro de páginas blancas,
El sol que agoniza en un mar de pecados azules
Mis pies descalzos rozando un sendero de nubes quebradizas
La oscuridad ignota…
Un rayo de luna enredado en largos dedos de la incertidumbre
Mis manos cubriendo los ojos de un ciego…
Mi cuerpo vacío esperando un reflejo…
Un artificio absurdo al cual me entrego…
A pesar de saber que mi alma se desgranará en la risa
Y mi corazón dejará de latir en cuanto su boca abandone el refugio de mis labios
… saltaré al vacío con mis alas grises…la herida doliente y aún abierta…
Caminaré desnuda sobre el gélido fuego de una verdad sin nombre…
Abriré los brazos dejando a merced de su voz mis frágiles secretos
y cobijada en sus brazos, protegida por la tenue soledad de una noche estrellada, susurraré en su oído la suave melodía que de mis sueños aún emana…

©Mercedes Mayol
20-12-2011

sábado, 12 de noviembre de 2011

A veces me dueles...

Posted by Mercedes Mayol 20:02:00

A veces me dueles…

En tu soledad inmensa de niños ausentes…

En esas horas yermas en la que para ti no he estado…

En tu dolor ardiente hirviendo en la hoguera,

en ese caldero en que has sido forjado

y del que aun a lo lejos me he alimentado…

A veces me duele,

Saberme tan lejos…sentir que estas solo, estando a tu lado…

Me duele el sendero en el que tus pies descalzos dejaron las huellas

buscando un hogar donde apoyar tu pena

y susurrar tu nombre atrapado en mis labios…

A veces me duele tu dolor sin tiempo,

mi vientre vacío esperando tus sueños…

A veces me duele sentir tu tristeza,

detrás de esa risa de auroras enhiestas..

Me duele tu alma, me duele tu vida

Por no estar allí, sosteniendo tu mano

Por que no estas aquí,

descansando tu cuerpo en mi tibio regazo…

©Mercedes Mayol

Copyright 12-11-2011

viernes, 11 de noviembre de 2011

Las manos de Dios

Posted by Mercedes Mayol 17:35:00

Sopla una tibia brisa de cambio.

Mis pies desnudos acarician el horizonte, donde el pasado se desgrana con el viento y el futuro exhala su aliento de sueños y promesas.

No temo, pues se que estás aquí, sosteniendo mi mano, despejando el sendero de rencores y vanidades yermas, alentando mi alma a emprender el vuelo, a superar las derrotas, a asir el dolor para abonar con sus lágrimas la tierra donde germinan los brotes de mi fortaleza.

La soledad se difumina, pues tus alas recubren mi piel de bellos pensamientos, la amargura huye cuando te siento a mi lado, pues vana y orgullosa no soporta la tibia calidez de tu sonrisa.

Contigo, nada me atormenta, pues se que en cada paso, tu fuerza me acompaña, tus manos me cobijan, y en ti encuentro el hogar donde se alivia mi tristeza.

Se que estas aquí…y es por ti por quien sigo adelante, en tu reino deposito mis victorias y en tu oído susurro en secreto mis derrotas.

Siempre estas a mi lado, aunque a veces olvide que estas aquí y aun asi, se que tu amor entibia mi corazón lacerado, curando mis heridas con tus manos revestidas de ternura.

Nada antes de ti y nadie después de ti…

Hoy me detengo un segundo en esta gota de tiempo de la cual bebo la vida,

a agradecerte el sendero, el valor y la debilidad, la serenidad y las lágrimas, mi fragilidad y mis sueños, mis hijos y mis amigos, el amor... y hasta la sombra que mi alma aborrece, pues sin tus manos Señor, nada a mi alrededor tendría sentido.

Para ti hoy escribo, paciente y silencioso compañero, pues solo tu, eres mi roca y el refugio de donde brota mi fuerza.

©Mercedes Mayol

Copyrigth 11-11-2011

viernes, 28 de octubre de 2011

Me he perdido

Posted by Mercedes Mayol 9:12:00

Me he perdido

Me he perdido…no logro salir de esta sensación de agotamiento que me embarga…no logro despejar la bruma que oprime mi corazón…quizás es por eso que estoy en esta lancha, buscándome…intentando recordar quien era y para que estoy aquí…

El sonido del motor me adormece, pero el agua turbia del río se mete en mi sangre y la furia comienza a recorrer mis venas…pero el miedo la contiene como una represa de frío y cruel cemento.

Me bajo del navío errante que me lleva a mi destino, dejo que la brisa acaricie mi cuerpo que se siente vacío y aletargado…camino por el húmedo sendero rodeado de lirios, mientras su aroma me invade y me hechiza...pero el temor sigue allí agazapado y mortal como una serpiente fría a mi alrededor.

Las lágrimas comienzan a brotar y me dejo llevar por la bruma del tiempo…dejo que mi alma navegue azarosa por los confines de una eternidad que me es negada…la angustia oprime mi garganta y no me deja respirar…pero esta bien que suceda…esta bien que me ahogue, por que soy vulnerable…por que esta bien que llore y me sienta sola…no hay error en ello…no…eso descubro mientras mis pies desnudos tocan por fin el agua del arroyo que en este momento se encuentra como yo…casi vacío y turbio…pero aun así en el me reflejo…

Levanto mis ojos al cielo, y la cortina de lágrimas difumina las frondosas arboledas y los rayos de un sol tímido y débil. Mi rostro está bañado en lágrimas, pero mi pecho comienza a ensancharse por que esas lágrimas que tanto he negado son parte de mi y ahora están derramándose y dejándome espacio para respirar…si…aun no me encuentro, no se quien soy…a veces creo que una Diosa, mas hoy me siento una esclava. Quien soy me pregunto una y otra vez por que lo he olvidado, sumida en la marea eterna de rutinas y suaves murmullos que me llevan al letargo…me veo a mi misma corriendo tras cosas que no deseo…comprando cosas que de nada me sirven…leyendo revistas de moda cuando en verdad amo los poemas …quien soy? Como he llegado aquí?…respira…solo…respira dice una voz que reconozco como mía y aun así me resulta extraña.

Se acerca una tormenta y se que debería ponerme a resguardo…pero hoy no deseo resguardarme, no deseo protegerme, no deseo esconderme, deseo morir por que si esto es vivir todo carece de sentido….quien soy?...siento que nada tengo que perder y eso me enfurece…como he llegado hasta aquí?.

Las gotas de lluvia comienzan a caer y no es alivio lo que siento si no furia, furia y deseo, pasión y descontrol…el agua me azota la cara y mis lágrimas se funden en ella…me recuesto en la hierba mojada y extiendo los brazos mientras los relámpagos estallan en un cielo oscuro como mi alma. Una sensación de vértigo me invade de pronto, un deseo bestial y primitivo se sacude en mis entrañas…la vida comienza a fluir como un río de lava desbocado y me pongo de pie…con los brazos extendidos y el corazón latiendo furiosamente en mi pecho...la tormenta es cada vez mas fuerte como el deseo descomunal que tengo de gritar y mientras un relámpago sacude las aguas del arroyo, mi garganta se desgarra en mil pedazos en un grito intenso y profundo…

Ponte de pie..y camina…ponte de pie y lucha…la voz se hace cada vez mas fuerte…pero no soy yo, está dentro de mi…no tienes nada que temer…por que lo peor que puede sucederte es que vivas…lo peor es que te des cuenta de que estabas muerta y ya no quieras volver atrás…impulsa tu corazón a reclamar aquello que por derecho te pertenece..vida…deseo…pasión…sueña y devórate la vida…la vida no admite permisos ni debilidades …tómala por asalto y llévatela por que es tuya y fue creada para ti…es que no lo ves?...eres la matriz de la creación…de tu vientre nacen los sueños…de tu mirada se alimentan los héroes…reinos enteros han caído por ti y por ti miles de mundos han sido creados….de tu boca brotan los mas bellos amaneceres y las mas increíbles tormentas…posee la vida…hazle el amor …no la ignores, no te duermas…solo vive…solo…respira y expándete…tu fuiste creada para ser Diosa no esclava, tu eres el río, eres la tierra y tu cuerpo se cubre de humedades por el deseo que arrasa tus entrañas, déjalo salir…

…déjame vivir…

Ya no resisto, ya no quiero resistir…ya no deseo dormir…si…me revelo contra mi y a la vez me abrazo en un intento desesperado de sentir que esto es real…las luces en el cielo iluminan mi cuerpo tembloroso…el temor se aleja, se difumina… con cada embate de los rayos que caen en el río…siento la vida correr a través de mi y me abrazo aun mas fuerte para no dejarla partir…es una sensación dulce, violenta…salvaje…dentro de mi la hembra se abre camino…y mi alma la desea… Oh Dios, como la desea! …surge de la oscuridad de mi alma, brota desde la profundidad de mi sombra, emerge desde mi sangre pura, lujuriosa y sensual…siento su poder apoderarse de mi y mi piel se eriza al sentir su cálido deseo cubriéndome…el temor se difumina…la presión cede, la voz se aplaca convirtiéndose en un murmullo cada vez mas suave, diáfano como un rojo amanecer cubierto de rocío.. el cielo se abre dejando que los rayos del sol bañen mi cuerpo desnudo, ella está aquí…levanto mis ojos al cielo mientras una sonrisa dulce y perversa curva mis labios…si …ella…ha nacido.

©Mercedes Mayol
Copyright 2010

lunes, 24 de octubre de 2011

A veces es necesario perderse....

Posted by Mercedes Mayol 0:33:00


A veces es necesario perderse, para poder encontrarse…

Perder, para poder ganar…sentirse solo, para valorar la compañía del otro.

No hace mucho, alguien me cuestionó una acción que es para mi una de las cosas mas bellas e intensas que al menos yo puedo sentir. Cuando entro a una iglesia, me arrodillo agachando mi cabeza, en señal de respeto hacia aquello que es mas grande que yo. No se trata de un acto mecánico, esta acción es una de las pocas cosas que hago concientemente…para mi, ese acto me hace sentir protegida, por que siento que me inclino ante algo que es mucho mas poderoso y grande que yo…algo que siempre está allí para mi, ese algo que olvido a diario corriendo en pos de vaya uno a saber que, pues que hay mas importante que Dios?, al menos en mi vida.

No hace mucho, mi corazón sufrió un revés, el cual amargó mis días…congeló mi sonrisa y anegó de lágrimas mis sueños. Me sumí en la tristeza, la angustia apretó mi garganta tan fuerte que temí no poder respirar…me sentí herida, traicionada, humillada ante mi propia ceguera…todo mi mundo se concentró en ese dolor que laceraba mi alma…dejé de ver mas allá de mi misma…no podía sentir otra cosa mas que ese dolor…por que? Me preguntaba una y otra vez, aunque la pregunta real era…por que a mi?

Y la respuesta era tan sencilla, y por que no?

Hoy, mientras me compadecía a mi misma, fui a ver a un ángel con el cual pasé una tarde maravillosa. Uno de esos seres que Dios pone en nuestro camino y que dejamos de ver mirándonos el ombligo, lacerándonos a nosotros mismos pues un acto de traición es solo eso, un segundo en la larga línea que compone una vida…mas nosotros extendemos ese dolor llevándolo a cuestas como un bastión al cual nos aferramos como si la vida se nos fuera en ello. Y si…la vida se nos va en ello…pues dejamos de vivir, dejamos de sentir y olvidamos lo mas importante que tenemos en este mundo…al otro.

Luego de este maravilloso encuentro, pasé por la casa de uno de los seres mas bellos que conozco, mi ángel personal, uno de esos seres que Dios nos pone en el camino y que son pura bondad…que su sola presencia nos recuerda que hay algo mas importante que nosotros mismos, el amor hacia el otro, ese que llena el alma de melodías eternas…no suelo ir a misa a pesar de ser creyente, pero hoy necesitaba sentir ese temblor dentro mío…de modo que fui acompañando a mi ángel personal. Fue una misa muy hermosa, me gusta el ritual y el sacerdote es otro ser muy especial…no daré datos de la ubicación por razones obvias, pero diré que es una de las pocas iglesias que se llenan por el encanto que emana de la bondad de ese sacerdote…

Allí, mientras mi amiga apretaba fuerte mi mano, lloré en silencio mientras escuchaba la homilía que parecía dirigida a mi…y en verdad creo que así era…sincronía diría Jung, yo le llamo un mensaje de Dios…yo, lloraba en silencio mientras escuchaba ese mandamiento que había olvidado…amarás a tu prójimo como a ti mismo…en que lugar de nuestra agenda, está esta tarea?…miré a mi ángel, y me dí cuenta que en su agenda esa tarea está siempre presente…y sentí vergüenza de mi misma…pues como dice otro ángel que Dios puso en mi camino…que derecho tengo yo a llorar lágrimas cuando otros lloran sangre…

Otro ángel, tan dolorido como yo, me dijo hoy…cada uno llora sus propias lágrimas…y es verdad, las mías fueron amargas, tanto, que tiñeron de resentimiento cada instante de mi vida, al menos hasta ese momento. Al salir de allí, mientras abrazaba a mi ángel personal en medio de un mar de lágrimas, pero ya no de pena, si no de agradecimiento, comprendí que había olvidado algo que sabía, pero que había perdido en el camino…mirar al otro para entender que no estamos solos, ni en el dolor, ni en la alegría, a pesar de sentirnos así, no estamos solos, nunca lo estamos. Siempre existe ese que nos observa, que nos extiende la mano, que no nos deja caer…

Fuimos creados perfectos…todo tiene un sentido…tenemos piernas para recorrer los senderos que se abren ante nosotros y acompañar a otros a dar solo un paso mas…tenemos brazos para acunar a ese que necesita de un abrazo en un momento de angustia y dolor, tenemos oídos para escuchar no solo las risas, si no también las tristezas …tenemos un corazón que muere si no somos capaces de dar…

Siempre hay alguien que sufre, siempre existe alguien que necesita ser escuchado…siempre hay alguien mas…que nos necesita..

Estamos solos, por que nos concentramos en nosotros mismos y no vemos más allá de nuestras propias miserias…

Dando es como se recibe, decía San Francisco y tenía razón…lo había olvidado…

Soy una mujer afortunada, estoy rodeada de ángeles, Dios me ha concedido cada deseo que he pedido…tengo mis hijos a quienes amo con locura, amigos maravillosos que siempre están a mi lado aun a pesar de mi misma…un compañero tan especial y bondadoso que a veces parece salido de un cuento de hadas, otro regalo con el que Dios me ha sorprendido ya que no lo esperaba y también a pesar mío está aquí conmigo, despertándome de mi letargo, enseñándome a través de su bondad que hay sombras por que existe la luz…y yo…mirándome el ombligo…Vaya pérdida de tiempo…No estás deprimido diría Facundo Cabral…estas distraído…

Me había perdido…mi alma se había caído y sus manos me ayudaron a levantarme…

Aquí, mientras otro ser de luz me ceba unos mates, escribo esto que necesitaba compartir, junto a algo que escribí hace mucho tiempo, es parte del prólogo de mi Novela El corazón de Prometeo...

Uno da por sentado tantas cosas…

Damos por sentado que la vida es eterna.

Damos por sentado que la gente que amamos va a estar con nosotros para siempre.

Damos por sentado que las cosas son como las vemos y son lo que vemos.

Así pensaba yo, así vivía yo, creyendo en aquello que veía y aquello que sentía. Pero no siempre es tan simple… la vida me enseño que no hay que dar nada por sentado.

La gente que amamos puede no estar algún día, por eso debemos demostrarles nuestro amor cada minuto precioso que tenemos en su compañía, por que un día pueden no estar. Aprendí que las cosas son mas complejas que el blanco y el negro.

No todo es lo que vemos con los ojos, a veces hay que usar el corazón para ver mas allá de lo que comprendemos.

……

Eso era para mi una de las características que mas amaba de mi abuela, siempre veía la parte buena de la gente, jamás la oí criticar a nadie y fue la persona mas comprensiva que conocí a lo largo de toda mi vida. Cuando yo me enojaba o comenzaba a despotricar contra el mal comportamiento de este o aquel, ella simplemente me sentaba a su lado y me contaba un cuento que reflejaba su bello y maravilloso corazón:

Cuenta la leyenda, decía ella con suavidad, que cuando comienzan los dolores de parto en una mujer, baja un ángel del cielo a esperar al niño.

Este ángel trae consigo una caja cerrada que tiene grabada a sus lados el Santo Nombre de Dios.

Cuando se produce el alumbramiento y antes de que el niño inhale la primera bocanada de aire, antes inclusive de que sea tomado en los brazos por su madre, este ángel abre la caja frente a la boca del niño. Este inhala lo que hay dentro, luego llora y su madre entonces lo acuna con ternura junto a su corazón.

Esto que el niño inhala es un regalo que Dios hace a los hombres. Es su propio aliento.

Este aire divino se deposita en un lugar profundo y oscuro de los pulmones, quedando oculto durante largos años.

Cuando el niño se hace hombre y el aire y reino de su madre ya no lo satisfacen, comienza a preguntarse cosas y mientras tanto, nada sucede. Pero si persiste en preguntarse, llega un punto donde su corazón busca saber y entonces hace cuatro preguntas ­: Quién soy?, De donde vengo?, Para que estoy aquí?, Adónde voy?.

Cuando el hombre se pregunta eso desde su corazón, siente en su alma una profunda nostalgia que le hace exhalar un profundo suspiro.

Este suspiro, si es desde el corazón, libera ese aire divino que permaneció oculto hasta entonces. Ese aire Divino, llena sus pulmones y el hombre comienza a respirar una nueva vida.

Es por eso que los hombres sabios, son muy callados, y cuando hablan, solo es para un si o un no, para bendecir, alabar o dar buenas nuevas. Por que saben que si hablaran palabras vanas, si maldijeran o dijeran cosas desagradables, este aire Divino, seria corrompido y gastado.

En cambio, este aire Divino se multiplica cuando es correctamente usado.

Al morir un hombre, se dice que expira, y esto es por que libera ese aire Divino que vuelve a su creador.

Algunos hombres jamás se enteran de la existencia del tesoro que guardan y liberan solo lo que les fue dado.

Otros, que lo liberaron dentro suyo pero lo usaron para mal, no expiran nada y son alimento de la tierra y la putrefacción.

Pero aquel hombre que libero el Divino aire y lo uso de forma correcta, exhala mas aire del que inhalo. Cuando esto sucede Dios toma ese aire con alegría y regocijo y crea una nueva estrella en el firmamento, y el Santo-Bendito sea- regala este tesoro a mil niños mas que están por nacer.

Pero claro, es solo una leyenda...

Así era ella…y así fue el mundo que creó para mi….

Gracias a todos estos ángeles que me acompañan a diario…y a los que aun no conozco y están por venir…gracias desde lo mas profundo de mi corazón…

©Mercedes Mayol

24-10-2011

domingo, 23 de octubre de 2011

Estoy aqui...

Posted by Mercedes Mayol 10:20:00


Estoy aquí,

Cobijando tus sueños en mi pecho,

Alimentando tus ilusiones con el sabor de la ternura

Con mi regazo esperando tu alma cansada de transitar senderos yermos

Estoy aquí, viendo tu lucha eterna contra los Dioses del destino

Arrasando los avernos con la llama tenue y cristalina de tu risa

Sintiendo tus manos acariciar los rostros que otros rechazan

Saboreando en mi boca los tragos amargos de tu mundo sin victorias

En una guerra sin principio ni final y a la que tu,

guerrero y señor de la paz no abandonas

Por honor, por valentía, por generosidad…

Estoy aquí, orgullosa de ti…

Acompañando tus pasos a pesar de la distancia

Esperando ese día,

En que el cielo traiga a mi tu corazón lacerado

Para curar sus heridas,

para escuchar tus historias y compartir tus mañanas

Alimentando tu alma con el amor que por ti…

siento latir dentro mío…

©Mercedes Mayol

23-10-2011

lunes, 10 de octubre de 2011

Epitafio

Posted by Mercedes Mayol 13:01:00


Hoy me vestiré con la piel de la sentencia,
Exudaré el veneno que ha dejado tu deshonra
Juzgaré sin piedad mi temores y mis sombras
cercenando mi ceguera con el filo siempre enhiesto del destino
te veré pederte en ese horizonte lejano
devorada por las fauces de la envidia
las Harpías dejarán tu cuerpo estéril en los valles
allí donde yacen los restos de perversos y cobardes
Me erguiré aun temblorosa sobre mis pies de barro
arrancaré de mis ojos la venda corrupta de la cruel hipocresía
me enfrentare a las tinieblas de un espejo de mentiras
y mi corazón no detendrá su latido al quebrar el reflejo
de tu rostro hoy revelado de maldades y avaricias.
El hedor de tu corrupción ha mancillado mi mundo...
Imperdonable es la traición que denigra la inocencia
Te dejo atrás y solo por su bondad yo te perdono
pues mi cuerpo aun sangrando…
fue liberado de esas cadenas asesinas
Ya la brisa del destino me acompaña
y mi alma lacerada por la inquina
en sus manos se cobija en la verdades
del amor, la compasión y la justicia.

©Mercedes Mayol
Copyright 10-10-2011

Poemas recitados por Cecilia Lazo

Posted by Mercedes Mayol 0:29:00
Existen seres que son capaces de poblar el alma de sueños
Cecilia Lazo, tiene el don de atravesar el corazón con un solo acorde que escape de sus labios.
Es un honor para mi, que esta bella mariposa, poeta y trovadora sublime,
haya aceptado recitar mis poemas en un gesto de generosidad y afecto
que jamás olvidaré.
A ti mi querida mariposa nocturna,
desde lo mas profundo de mi corazón:
GRACIAS

Mercedes Mayol


sábado, 8 de octubre de 2011

Un minuto de silencio

Posted by Mercedes Mayol 14:39:00



Un amanecer lluvioso desperté
con tu alma temblando entre mis manos,
el cuerpo lacerado de mentiras,
la sangre manando de las gélidas heridas del abuso y la ignorancia.
Llorabas despacio,
con temor a que te escuchen,
pues cada gemido implicaba saber que detrás de cada lágrima
se escondía el castigo.
Lloré a tu lado,
acaricié tu rostro,
te tomé en mis brazos
y sin mirar atrás, huí de allí contigo.
Me juré a mi misma que nada te lastimaría nuevamente,
pero la ignominia insistía en perseguirnos
y al verla
volvías a temblar como una hoja azotada por el viento.
Tu frágil corazón no soportaba este mundo,
de modo que te oculté de el,
de los rostros oscuros,
de las manos cubiertas de garras,
en el único lugar donde sabía no podrían tocarte los látigos sinuosos de la traición.
Te oculté dentro mío,
profundo en mi pecho,
cubrí tus ojos con un velo de ilusión,
saqué todo rastro de maldad de mi lenguaje,
mi mirada se convirtió en la tuya
y ambas fuimos ciegas a todo aquello que no fuese puro y bueno.
El mundo se convirtió en un cuento,
de esos en los cuales las historias de amor
culminan con un beso y un felices para siempre.
Tu sonreías ante mis relatos de princesas,
yo me esmeraba en sonreír
y no ver nada que pudiese manchar tu pureza.
Construí castillos, valles fértiles,
historias con finales felices
donde el bien siempre triunfaba sobre el mal.
A veces aun sentía el temblor de tus alas en mi pecho,
y me esforzaba mas y mas
conteniendo la oscuridad que amenazaba alcanzarnos.
Mi sonrisa se convirtió en escudo,
mi docilidad en lanza y espada,
mi ilusión en torre y fortaleza,
 y allí nos encerré a ambas.
Una torre sin puertas ni llaves,
una torre infranqueable donde solo entraba lo bueno,
o nada entraba.
Nos condene a ambas a la torre de cristal de la ilusión.
Tus alas dejaron de temblar,
pues descansabas dentro mío,
confiada en mi estrategia convertida en una frontera
que dividía claramente las luces de las sombras.
La ceguera cobró su precio,
no lo vi venir, no supe cuando la maldad cruzó el umbral,
pues habíamos dejado atrás su rostro hacía tanto tiempo.
Olvide su manera sigilosa de andar,
de moverse entre las luces que encandilaron mis ojos,
creía que la maldad solo eran golpes que laceraban el cuerpo,
mas no me di cuenta que hay otros que destrozan el alma.
Sus disfraces eran suaves,
como la piel de un cordero herido
y corrí a rescatarlo como hice contigo.
Lo metí en mi hogar,
le abrí mis brazos,
y sin querer abrí mi pecho donde tu descansabas
dejándote expuesta y vulnerable.
En medio de una sonrisa su boca destiló el veneno,
escondida en una caricia un dardo atravesó tu pecho,
y tu,
sin mas defensas que mi frágil ilusión,
caíste a mis pies,
laxa y estremecida por un estertor que me supo a eternidad.
De pronto dejastes de temblar,
me arrodille a tu lado,
acaricié tu piel fría carente de vida,
saque de tus ojos la venda pegada a tu piel
y vi tus lágrimas…
y las mías se congelaron ante el horror de lo irreparable.
Tu, habías muerto…
y parte de mi murió contigo…
La torre se desintegró en el viento…
La tierra cubre ahora tu pequeño cuerpo,
y un frío gélido ha anidado en mi sangre…
Desprendo las espinas de la rosa que aprieto entre mis manos,
y la arrojo allí donde yaces por mi causa...
no puedo llorar…
los asesinos no lloran a sus victimas…
los árboles se agitan con la brisa y susurran una y otra vez…
Un minuto de silencio,
hoy ha muerto la inocencia en los brazos de la ilusión…

 ©Mercedes Mayol
Copyright 08-10-2011

miércoles, 5 de octubre de 2011

Espera....

Posted by Mercedes Mayol 22:47:00

En el valle de la vida, estás tu…

Detrás de mi, sosteniendo mi alma con tus alas de águila errante

Corriendo detrás de las luces me has visto partir, altiva y orgullosa hacia esa hoguera de experiencias vanas y huecos paisajes que aparecen frente a mí.

Me ves caer, levantarme, tambalearme y continuar con las rodillas laceradas y el alma rota, sufres en silencio y aun así esperas, a pesar de saber que todo sendero que se transita con la mirada ciega de arrogancia, solo conduce al precipicio del dolor, y aun así…esperas.

Sonríes con el viento, inhalando el dulce aroma de mis alas chamuscadas…

Hay momentos en los cuales solo puedo vislumbrar los destellos de tu dulce mirada, mas mi fuerza indomable me impide volver atrás a buscarte, como un caballo desbocado huyo de todo, de ti, de mi, hacia un horizonte aciago al que me arrojo revestida de orgullo, pues me resisto a los sueños inalcanzables, a los abismos oscuros, a las sombras largas de los soles moribundos…

Yo reina y Diosa de este feudo de mentiras e ilusiones huyo, agazapada, tejiendo y destejiendo las hebras de mi vida intentando encontrar en ella un sentido que me permita descansar…y tu…esperas…

La duda me ataca, me subleva, me enfurece, extiendo las alas de la venganza ciega y pueril, tomo entre mis manos la estaca exangüe del remordimiento y atravieso la membrana de tu frágil corazón, mas la sangre brota de mi pecho y no logro comprender el sentido de la derrota.

Temo mirarte y no encontrarme en ti, como aquellos seres que carecen de reflejo, silentes y carentes de vida…

y tu…me ves, me sufres, me amas, me esperas…

sabes algo que yo no se,

comprendes el lenguaje secreto de mi sombra,

le hablas, le susurras, la atormentas para que me deje partir,

mas no es ella si no yo la que resiste soltarse,

pues temo caer y que no estén tus brazos para recibirme…

la fragilidad carece de valor, el cáliz se vacía y se llena segundo a segundo con tu aliento

y temo necesitar de ti, de tu risa, de tu alma…

mis manos se aferran a la oscuridad y el sendero se hace largo y tortuoso.

Escucho tu voz, mas parte de mi se niega a oírte, esa parte que lastima y es lastimada por su propia ignorancia…

el perdón no busca recompensa,

mis ojos no desean tus lágrimas y sin embargo

las arranca en esta guerra sin sentido ni final.

Puedo arrodillarme ante ti,

y aun así levantarme y golpear tu rostro con solo una palabra…

incoherente verdad la de la femineidad sin calma…

Mis labios claman amarte y mi rebeldía dominarte,

es una lucha cruel, donde se crucifican los sentidos,

donde una loba solitaria aúlla a la luna

reclamando un compañero capaz de apaciguar los latidos de su voraz corazón que no entiende de ternuras,

pues teme rendirse, extrañarte, perder

y reconocer que en ese páramo no existe nada que no sea su propia soledad.

Las horas pasan y tu esperas…

A que vuelva, a que siga, a que comprenda, a que regrese.

Esperas y amas eso que ves y que el destino me ha ocultado tras los muros de una humildad fingida.

Mis alas se despegan lentamente del fango que destilan las sombras…

Por favor Dios mío…no dejes de esperar…

©Mercedes Mayol

Copyright 05-10-2011

lunes, 3 de octubre de 2011

Frontera

Posted by Mercedes Mayol 0:30:00


Detrás de una frontera difusa,

los monstruos se esconden sigilosos tras la aurora

Las máscaras efímeras de fantasías yermas

se reflejan en la bruma de lo absurdo

Silentes y herrumbrados los sentimientos se enfurecen

se abaten, se rebelan, cubren sus rostros ciegos

ante la luz etérea de una realidad desnuda

En cada atardecer los sueños se estremecen,

En cada amanecer

los secretos se pierden en las esquirlas del engaño

Las mentiras yacen recostadas en las tumbas

de los que un día quisieron jugar a ser Dioses

y fueron devorados por las fauces harpías de la arrogancia…


©Mercedes Mayol

Copyright 03-10-2011

domingo, 2 de octubre de 2011

El ave

Posted by Mercedes Mayol 2:08:00

Renacer a veces implica morir un poco.

Un ave vuela en los brazos de un cielo plomizo,

Se desliza en medio de tormentas y destellos sibilantes

Busca el nido del cual se ha exiliado

Rehúye el cobijo de los arboles ancianos

Mas sus alas se estremecen con el viento

Y en su alma abren surcos los pecados

Los errores, los aciertos, los lamentos

Los senderos que uno a uno ha olvidado

Que se siente estar volando a la deriva?

Que se sabe cuando el calor del sol se extingue en las fauces de un horizonte aciago

Sin fuerzas, sin destino, sin sentido al cual asirse para no caer,

para no morir,

para no soñar que no ya no existen reparos

Un ave vuela en un cielo plomizo

Buscando en mis manos el nido perdido

Donde sus alas descansan, donde su rencor reposa,

donde una lágrima brota y sana las viejas heridas

de un corazón tantas veces herido en los valle del destino


©Mercedes Mayol

Copyright 02-10-2011

sábado, 1 de octubre de 2011

Oasis...

Posted by Mercedes Mayol 1:48:00

Curioso es sentirse impar en un lugar atestado de gente.

Solo restos esparcidos de diálogos se pierden en la prisa, en esas risas, ajenas y lejanas, como ecos que rebotan contra rostros ausentes, prisioneros involuntarios de esta marea de seres extraños en la que me encuentro perdida.

Las preguntas me asaltan aciagas y sin forma ¿Quién soy? ¿Cómo he llegado aquí?

Es como si el olvido me atrapara por ese breve instante en que mi alma se retrae hacia ese nido tantas veces emulado.

El reflejo de un espejo austero y extraviado me sorprende. Me doy cuenta que esa, que me devuelve la mirada soy yo, y a la vez no lo soy, pues no logro reconocerme por completo, como si en algún lugar hubiese perdido parte de mi esencia, o quizás sea la soledad que la sublima y solo puedo distinguir la bruma que desprende el aroma destilado de mi rebelde y solitario corazón.

Mis manos se extienden y acarician la fría superficie como buscando sentir la piel ficticia que envuelve mi cuerpo…sonrío, y el cristal de plata me devuelve una sonrisa suave, pero sin sentimiento.

Me alejo de el, caminando lentamente, esquivando el roce de otros cuerpos que desprenden una calidez vacía que no deseo sentir. Atravieso una puerta y me encuentro conmigo en la proa de un barco que se mece suavemente sobre las aguas un río oscuro que refleja las luces de la ciudad como cientos de estrellas atrapadas en el manso líquido. Inspiro el aire fresco de la noche, me apoyo sobre la baranda y me pierdo en el reflejo de ese templo improvisado…un rayo de luna me envuelve como un capullo de seda y me quedo muy quieta, temiendo romper el hechizo, disfrutando del santuario improvisado que la noche me regala en ese lugar, donde esta dulce soledad me acompaña y abriga.

©Mercedes Mayol

Copyright 01-10-2011

jueves, 29 de septiembre de 2011

Perdida en la bruma

Posted by Mercedes Mayol 1:01:00


En la bruma del tiempo
perdí mi alma buscando senderos de una verdad sin nombre
Solté las amarras y me até a la proa del navío de la nostalgia
Navegue en mi piel, presentí tus labios
Y encallé sin perdón en los puertos de la arrogancia
Me encadené al deseo creyéndome reina 
Y con mis manos atadas me convertí en esclava
Busque en mi reflejo los mares perdidos
Siguiendo los ecos de las sirenas tristes atrapadas en el vientre de los Dioses del destino
Busqué ser libre
Me envolví en las sombras
Caminé sin descanso en los pasos ciegos que conducen a la gloria
Cubrí mis ojos con el oscuro cieno
Y acallé mi corazón para no escuchar sus ruegos
Para no buscarte,
para no sentirte,
para olvidar que en mis sueños
tu alma de ónice reclamaba encontrarme
Temí no ser…
Huí de mi…
de ti…
de un nosotros,
de todos ellos…
Me resistí a sentir, me resistí a vivir e inmolé mis sueños en la hoguera de los miedos
Agotada ya y sin rumbo regresé sobre mis pasos,
Arranque mis alas…
Y depuse las armas que en mi orgullo se habían enquistado…
Me quité el disfraz, y ofrendé a la Luna mis penas y derrotas…
Y allí, desnuda y  sin mas velos que la desesperanza,
Me abandone al sonido de una dulce aurora
Perdida y temblorosa supliqué a la Diosa
que liberara mi alma de su lecho de rosas,
Allí donde tus manos acariciaban mis promesas
Y fue al ver tu mirada
Al presentir tu aliento
Que la reina y esclava se desintegró en el viento
Pues al rozar tus labios
Comprendí que mi sino
era ser el templo donde se gesta tu destino.


©Mercedes Mayol
Copyright 29-09-2011


martes, 27 de septiembre de 2011

Mascaras

Posted by Mercedes Mayol 20:30:00


La madre paró a la niña frente al espejo,
Peinó su larga cabellera y la vistió con delicadeza,
La miro orgullosa y con una sonrisa dijo:
Eres una princesa…

Ella caminó insegura en medio de la jungla,
los escaparates reflejaron su imagen y la de cientos que como ella que deambulaban sin rumbo, sin embargo no logró reconocer ni su rostro ni el de los otros.
Mas allá una mujer caminaba sin mirar su reflejo, segura y con paso lento y controlado.
Volvió a su nido y se paró frente al espejo…
Se peinó su larga cabellera y con una tijera sin filo, cortó los mechones que cayeron a sus pies…diferente, eso reclamaba su corazón adolescente, diferente y única…no como los cientos de seres sin rostro que vio caminar a su lado, diferente…
Se vistió de negro, y paso junto a su madre sin siquiera detenerse a mirar su horrorizada expresión…

Ella dejó crecer su cabello cuando lo conoció, se desprendió de las prendas negras que cubrían su cuerpo y tomó el viejo vestido de princesa, se lo puso con la ilusión de formar parte de aquel cuento que escuchara tantas veces en su infancia…
Se vistió de esclava…

Ella se paró frente al espejo…sintió la vida crecer en su vientre, se acomodó de costado y sonrió…tomó el vestido de princesa, lo dobló con delicadeza y lo guardo en el baúl…acarició con ternura a ese ser que moraba en su interior
Se vistió de madre…

Ella se sentó en aquel bar, esperó a que le sirvieran su café…vio acercarse al mendigo que alguna vez fue príncipe…se acomodó en la silla apoyando la espalda, irguiéndose altiva y orgullosa…El se sentó frente a ella confundido y temeroso ante aquella mujer ahora desconocida…Ella lo miró, y con una sola sonrisa cargada de sarcasmo lo desintegró…
Se vistió de guerrera

Ella descubrió el viejo espejo escondido en el desván, limpió su sucia superficie y la imagen frente a el la consterno por un instante…respiró profundo, giro sobre si misma aun sin dejar de verse….primero se asustó ante el cambio producido en su cuerpo…luego con lentitud acomodó su cabello, sonrió nuevamente y se vistió midiendo cada prenda que realzara su belleza…caminó por antiguos senderos y se vio a si misma en cada mirada que reflejaba su imagen felina…el orgullo se acomodo en su interior.
Se vistió de Diosa…

Ella se sentó en el sofá con una taza de café entibiando sus manos, miró a su alrededor, cerró los ojos y escuchó con atención los sonidos de su cansado corazón. Vestida aun de Diosa salió a la calle atestada de rostros ausentes, tan ausentes como el suyo…miró sus manos frías y vacías…aceptó con sonrisa fingida los halagos que su andar despertaban…y caminó hacia ningún sitio, hacia la nada misma hasta llegar a aquel lago solitario. Su imagen de Diosa se reflejó en la calma superficie mas su corazón tembló ante el reflejo…se sentó en la orilla, liberó sus pies de los zapatos de diseño que la hacían ver alta y espléndida…mojó sus manos en la simpleza del agua y quitó con ella los restos de maquillaje que ahogaban su piel…desprendió lentamente los botones del vestido y se desnudó frente a aquel lago silencioso…se sumergió en el, ahogó su soledad, su desatino, sus deseos, su risa forzada, los disfraces, las máscaras, a si misma…
Pasaron horas hasta que por fin emergió, limpia y diáfana, sin artilugios, solo ella y su sombra de atardeceres tristes…solo ella y sus lágrimas de esperas fútiles, ella y su inesperada soledad…
Se vistió de tristeza

Volvió por el mismo sendero invisible ante los rostros que ya no la buscaban.
Ya no se detuvo frente a los escaparates a mirar su reflejo pues ya no le importaba…desnuda y sin velos entró a su nido…se paró frente al espejo, respiró profundamente…y se hundió en el perdiéndose en las fauces de su propio destino…
Y se vistió de nada

Ella ya no está, ya no queda sino su piel desnuda y algún suspiro perdido en la bruma...ya no encuentra los disfraces, ya no reconoce las máscaras que la miran mudas desde el rincón de aquel viejo baúl…ya no es y a la vez…por primera vez siente esa urgencia de encontrar en sus manos los atisbos de un nuevo sendero…ya no espera…solo siente el devenir acercarse a ella en silencio…el tiempo, la vida, la eternidad, el retorno…

La mujer...

©Mercedes Mayol
Copyright 27-09-2011





lunes, 26 de septiembre de 2011

Desde el Exilio

Posted by Mercedes Mayol 11:06:00

Dime a quien buscas, pues ya no estoy aquí

He exiliado mi alma a esta tierra sin nombre

Desterrada voluntaria de esperas fútiles y herrumbradas

Solo yo y mi soledad en este valle de silencios,

Exhortando a las quimeras que se aferran a mis sueños

a desenredar las hebras de estas sutiles pasiones que me desangran

Mis pies han sido lacerados pisando los cristales quebrados de la ilusión

mi corazón apenas es un murmullo de ecos prestados

he abandonado la jungla y el desierto me reclama

Quizás, nunca debí partir, pues creí ser oasis, me sentí mar y tempestad

El hechizo se ha roto y no queda más que un mar encerrado en una gota de agua

Solo soy un pequeño grano de arena en marea de murmullos sin rostro

una más…

perdida en un solsticio de verano que invade estos ojos cegados por falsos destellos

Esclava de una luna que se alimenta de lágrimas

Servidora eterna de ilusiones vanas

Dime a quien buscas, pues…ya no estoy aquí

solo estas tu y el aroma que alguna vez destilaran mis sueños


©Mercedes Mayol

Copyright 26/09/2011

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube