jueves, 29 de septiembre de 2011

Perdida en la bruma

Posted by Mercedes Mayol 1:01:00


En la bruma del tiempo
perdí mi alma buscando senderos de una verdad sin nombre
Solté las amarras y me até a la proa del navío de la nostalgia
Navegue en mi piel, presentí tus labios
Y encallé sin perdón en los puertos de la arrogancia
Me encadené al deseo creyéndome reina 
Y con mis manos atadas me convertí en esclava
Busque en mi reflejo los mares perdidos
Siguiendo los ecos de las sirenas tristes atrapadas en el vientre de los Dioses del destino
Busqué ser libre
Me envolví en las sombras
Caminé sin descanso en los pasos ciegos que conducen a la gloria
Cubrí mis ojos con el oscuro cieno
Y acallé mi corazón para no escuchar sus ruegos
Para no buscarte,
para no sentirte,
para olvidar que en mis sueños
tu alma de ónice reclamaba encontrarme
Temí no ser…
Huí de mi…
de ti…
de un nosotros,
de todos ellos…
Me resistí a sentir, me resistí a vivir e inmolé mis sueños en la hoguera de los miedos
Agotada ya y sin rumbo regresé sobre mis pasos,
Arranque mis alas…
Y depuse las armas que en mi orgullo se habían enquistado…
Me quité el disfraz, y ofrendé a la Luna mis penas y derrotas…
Y allí, desnuda y  sin mas velos que la desesperanza,
Me abandone al sonido de una dulce aurora
Perdida y temblorosa supliqué a la Diosa
que liberara mi alma de su lecho de rosas,
Allí donde tus manos acariciaban mis promesas
Y fue al ver tu mirada
Al presentir tu aliento
Que la reina y esclava se desintegró en el viento
Pues al rozar tus labios
Comprendí que mi sino
era ser el templo donde se gesta tu destino.


©Mercedes Mayol
Copyright 29-09-2011


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube